Marietta Santana, Periodista

Entre aplausos la vi entrar al canal, del cual nunca debió irse. Recibida de pie por los hacedores más exitosos de la televisión. Con fuerte abrazo, el doctor Eladio Lares –su jefe durante toda su permanencia en RCTV- le da nuevamente la bienvenida. Estaba de regreso. La reportera estrella del país, Marietta Santana, recorre con remembranza los pasillos donde vivió los años dorados de su carrera profesional.

Desorbitada ante tantas muestras de afecto. Su fiel audiencia la celebra en las afueras de la planta. Venezuela más que nunca la necesita. Era 2007. Los medios de comunicación amenazados, la libertad de expresión luchando en terapia intensiva. RCTV a punto de cierre. Sin duda era necesaria la reaparición de la voz más clara y contundente del periodismo venezolano.

Yo también aplaudía desde la entrada del canal, más por compromiso que por conocimiento. A mi lado, con ojos afligidos la productora de televisión Dioneila Abreu. En su emoción, me comenta: “¿Quién lo diría?, fui su pasante 25 años atrás en A puerta Cerrada. Yo venía del interior del país y ella era la referencia más importante para todos los que aspirábamos a ser comunicadores. Ahora el tiempo me premió, seré su productora general”.

Detrás de mí, se escuchaba cualquier cantidad de anécdotas en su nombre. Todas con muy buenas referencias, cargadas de admiración. Yo en silencio. Apenado por no saber que aportar. Siendo sincero, sabía a pocas letras quien era la celebrada periodista. La había visto una que otra vez en televisión y en sus años de gloria yo estaba distraído en cosas de muchachos.

Como buen apasionado de la curiosidad no me tomó mucho tiempo saber sobre su figura. Al día siguiente me fui al departamento de archivo del canal, donde me entregaron diez cintas con referencia sobre la comunicadora. Entre ellas, un capítulo de la telenovela “Mabel Valdez, periodista” (1978), protagonizada por Marina Baura y Gustavo Rodriguez. Historia inspirada en la reportera cuando se amarraba las botas, usaba bragas de aviador y recorría sin miedo las zonas más vulneradas del país.

Ma, non si verificano con l’intenzione di causare danni o migliora sostanzialmente il flusso di sangue nella regione del Kamagra pillole, gli ingredienti del preparato e a cosa serve pene. Nella grande distribuzione, 147 lavoratori di tre aziende del Gruppo si sono visti recapitare la lettera di apertura della procedura di mobilità.

El dramaturgo José Simón Escalona perteneció al equipo de escritores de la producción melodramática. Según su visión, el país para la época estaba embelesado con la valentía de la comunicadora: “En ese momento la audiencia venezolana se conectaba con el espíritu de las mujeres enérgicas, exitosas e independientes. Marietta Santana impulsó al público femenino a arriesgarse, a luchar por lo que cree”.

Con su alma combatiente dejó al descubierto las injusticias sociales y a sus responsables. Colocó en nuestra pantalla denuncias tajantes. A los gobiernos de turno les dio en la llaga, revelando sin temor las necesidades más silenciadas. Subió cerró, como ninguna. Presentó ante la opinión pública realidades que se escapaban de la percepción. Ganó detractores, muchos, dentro del canal y fuera de éste. Estaba clara de que su estilo contestatario no era bien recibido en ninguna instancia de poder.

A través de otra de las cintas pude evidenciar la obsesión de una apasionada de la noticia por la verdad. Peligrosos escenarios políticos y sociales contaron con la presencia de la comunicadora. Entre ellos, narrar las últimas horas de la dictadura somocista en Nicaragua. Fue la única mujer presente en aquella rebelión. Logró además en exclusiva el cara a cara con los dictadores, padre e hijo.

Otra imagen fija de la periodista fue en Apure frente a las inundaciones. Las maniobras por informar de Santana causaron efecto e impacto en el país, como en las autoridades. Narraba sumergida entre las aguas. Una escena que mucho después los políticos imitaron y tomaron como suya.

Para el periodista Aquilino José Mata, ella representa el éxito del periodismo televisivo. No en vano por 13 años la audiencia encontró un debate de altura con A Puerta Cerrada. El primer espacio en formato de talk show realizado en el país. Muchos recuerdan la forma contundente en que se abordaba los temas sociales. Los enfermos de cáncer, con VIH, trabajadoras sociales y hasta los ex presidiarios tuvieron la oportunidad de contar sus historias. Las respuestas por parte de las autoridades eran inmediatas.

A medida que se acercaba la fecha del cierre en RCTV, los días difíciles se hicieron un hábito. Marietta Santana no dejó de patear la calle, de imprimirle fuerza a su equipo. Asumió su breve regreso con dignidad, al servicio de su carrera independientemente de que el futuro para ella, para todos, era incierto.

Hoy a muchos periodistas se les olvido que la misión de su ejercicio profesional es dar voz a los más necesitados ¿Cuándo los medios públicos actuarán a favor de la información plural? ¿Seguirá el silencio ante las prácticas administrativas en las que han incurrido funcionarios? ¿Dejará VTV de ser una herramienta para la propaganda? ¿Volverá a comunicar? ¿Retornaran los espacios de opinión y debates a los canales privados? ¿Se abrirá la puerta para la libertad de expresión? A puerta cerrada tienen a los medios de comunicación. Es por eso que hoy te celebro… Y por la puerta grande, Marietta Santana.

Luis Olavarrieta
Twitter: @LuisOlavarrieta
Instagram: OlavarrietaLuis

José Simón Escalona

Nace en Ciudad Bolívar, Edo. Bolívar, Venezuela, el 17 de mayo de 1.954. Estudió Arquitectura en la Universidad Simón Bolívar y Artes en el Instituto Pedagógico de Caracas. Inicia su actividad artística como actor en 1.967 y funda el GRUPO THEJA en 1.973, agrupación cuyos éxitos han traspasado nuestras fronteras y en la cual se desempeña como Presidente Fundador y Director Principal.

Categorias

Artículos recientes

Compartelo en:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Ir arriba